Afiche que se refiere a la detención de Patricio Hales Dib en septiembre de 1986.

El 7 de septiembre de 1986 se produce un atentado contra Augusto Pinochet organizado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez. El FPMR no logra su cometido tras lo cual el Gobierno impone una fuerte represión, reinstaurando el Estado de Sitio, cerrando los medios de comunicación opositores y deteniendo a líderes políticos. Es en este contexto y por su calidad de dirigente del Movimiento Democrático Popular (MDP) que Patricio Hales es aprehendido el 8 de septiembre desde su domicilio. El 30 del mismo mes queda detenido e incomunicado por disposición de la Tercera Fiscalía Militar hasta el 23 de octubre. Ese día recupera la libertad tras un fallo de la Primera Sala de la Corte Suprema y luego que el Gobierno dejara sin efecto el decreto que disponía su detención por Estado de Sitio. El desarrollo de esta situación es seguido con atención en Chile y el extranjero generando muestras de solidaridad de personalidades y miembros del gobierno brasileño, italiano, chileno y de la Iglesia Católica.